domingo, 17 de enero de 2010

Días de lluvia y barro son...

días de carretera, días de carril bici...


y días de alguna que otra caída. Cuidado con el barrillo que se forma en las carreteras, sobre todo en las rotondas, en esos días que agüilla del cielo. Te puedes caer.


Como yo. Tened cuidado.

1 comentario:

bikertb dijo...

Bueno, pues yo no me caí y ¿como regresé a casa?

Mi mujer :-o
--¿Pero que te ha pasaaaaado?, te has caido seguro...

Aparecí en casa con barro por todas partes, hasta en la cara.

Pero qué bien me lo pasé. Como un marranico suelto chapoteando por los charcos de los caminos. En fin, cosas de mi lado niño.

Habrá que volver al monótono carril (con cuidado, claro)